Los niños y empleados de St. Mary’s participan en un día de encuentro en el Coliseo Nassau, cortesía de un buen samaritano

Chris Savino dona 40 entradas para el partido de los Islanders, para que los pacientes y el personal puedan alentar a los jugadores

El 17 de enero, pacientes y personal del Hospital St. Mary’s para Niños alentaron a los Islanders de Nueva York en el partido contra los Diablos de Nueva Jersey, desde las gradas del Coliseo Nassau, cortesía de Chis Savino, un buen Samaritano de la comunidad que deseó retribuirles a algunos niños muy especiales que tocaron su corazón.

Chris, un benefactor del Hospital Mary’s para Niños, uno de los principales proveedores de cuidado pediátrico continuado para niños con necesidades especiales, donó 40 entradas para que pacientes y empleados pudieran experimentar la pasión de un día de encuentro y ovación con los jugadores del Islander.

Para rematar el viaje, como sorpresa adicional, los niños de St. Mary’s también fueron invitados a un almuerzo especial, donde tuvieron la oportunidad de conocer a las famosas Ice Girls y a la mascota de los Islanders de Nueva York, Sparky el dragón.

El entusiasmo fue arrollador cuando los niños de St. Mary’s supieron que visitarían a su equipo favorito de hockey de Nueva York. Los niños de St. Mary’s y los jugadores del Islanders de Nueva York tienen una larga historia juntos, ya que los jugadores visitan a los pacientes y a sus familias todas las temporadas, distribuyendo juguetes y obsequios. La tradición anual se ha convertido en el pasatiempo favorito de los niños y de los empleados, que esperan con ansiedad reunirse con estos héroes de Nueva York.

Los Islanders de Nueva York siempre agradecen la oportunidad de compartir un momento con sus amigos especiales del hospital, ya que ayudan a levantar el ánimo de todos los pacientes, algunos de los cuales de otra forma no tendrían la oportunidad de disfrutar de la navidad y celebrar las fiestas.

Luego de conocer sobre los niños de St. Mary’s y los innovadores programas y servicios con los que este hospital los ayuda a atravesar su recuperación, Chris se sintió inspirado a respaldar al hospital y a llevarles un poco de alegría a los pacientes.

Luego de la hospitalización en las instalaciones para cuidados críticos para complicaciones por nacimiento prematuro, enfermedades o lesiones, o cuando requieren de servicios especiales, los niños y sus familias van a St. Mary’s para recibir un excepcional cuidado médico y aprender a lidiar con sus trastornos. Mientras que algunos niños están postrados en sillas de rueda y encuentran difícil realizar algunas de las actividades diarias que a menudo damos por sentadas, otros están aprendiendo a hablar, caminar o comer. El hospital St. Mary’s es a menudo conocido como “el resto de la historia” en cuidados pediátricos, ya que ayuda a los niños a crecer, a curarse y a luchar.

La posibilidad de asistir a partidos de hockey y de conocer atletas, son solo algunas de las cosas que los niños de St. Mary’s no podrían experimentar si no fuera por la generosidad de benefactores de St. Mary’s como Chris.

Los niños y empleados de St. Mary’s están agradecidos por el obsequio de Chris y le agradecen por crear recuerdos felices para los niños del Hospital St. Mary’s para Niños.

St. Mary's is taking advanced precautions to guard against Coronavirus.Learn more before visiting