Los voluntarios de la universidad de St. John y los Ángeles de Katie acoge el “Día del Servicio” con música y espectáculos en el St. Mary

El empleado del St. John Jo-An Morris y familia, los familiares de los pacientes del St. Mary, Arlene Coscia, voluntarios han organizado un día especial para los niños del St. Mary

El sábado, 24 de septiembre, un grupo de voluntarios de la universidad de St. John han organizado el "Día de Servicio" en el hospital del St. Mary, los niños disfrutaron de la actuación de Vorbach Reid, galardonado gimnasta, y Dakota y Ray de Brooklyn Blockbuster Productions.

Los niños del St. Mary, algunos de ellos gravemente enfermos de Nueva York, se sorprendieron ante las espectaculares actuaciones y llegaron al límite de la emoción. Algunos niños incluso se acercaron para intentar realizar lanzamiento de disco, mientras otros bailaban ante los magníficos cantantes.

Además, el grupo donó ropa, tejieron mantas de crochet, jugaron a la Wii y repartieron cestas de golosinas entre todos los niños del St. Mary.

El día fue posible gracias a los esfuerzos de los empleados del St. John, Jo-Ann Morris y familiares de los pacientes del St. Mary, Arlene  Coscia, y los Ángeles de Katie, un grupo de amigos y familiares que se unieron para apoyar a Kaitlyn Coscia. Un agradecimiento especial a Jo-An & Family por su generosidad y la coordinación de los espectáculos.

La hija de Arlene, Kaitlyn, nació con un defecto del corazón, por lo que a los 7 meses de edad sufrió un derrame cerebral. Kaitlyn comenzó a recibir atención médica en el hogar médico del St. Mary, así como servicios de intervención temprana, entre los que se incluye, fisioterapia, educación especial y logopedia, para ayudarle a mejorar. A continuación, se le introdujo el programa preescolar y educación temprana, donde comenzó a hacer cosas que sus padres nunca habían pensado que podría llegar a ser capaz. Kaitlyn abrió sus angelicales ojos y fue capaz de reconocer a su familia y, a veces, les respondía. Más tarde, Kaitlyn fue hospitalizada en el Hospital Infantil del St. Mary, donde comenzó a recibir atención médica las veinticuatro horas para ayudarle a superar los retos asociados con su discapacidad.

Hoy en día, Kaitlyn ha vuelto a su casa con su familia en la que sigue destacando en el cumplimiento de sus metas bajo los cuidados del tan conocido programa de cuidados a domicilio del St. Mary, el primero del estado de Nueva York y uno de los mayores proveedores del país.

La universidad de St. John y los Ángeles de Katie siempre han dado su apoyo al Hospital Infantil del St. Mary, recaudando fondos y sensibilizando para ayudar a proveer programas y servicios vitales para los niños del St. Mary, y van más allá de proporcionar a los niños con necesidades especiales experiencias y oportunidades que de otro modo no tendrían.

Como el mayor proveedor de cuidados pediátricos postoperatorios a niños con necesidades especiales de Nueva York, el Sistema de Cuidados para la Salud en Niños del St. Mary presta servicios de rehabilitación de alta calidad, atención médica especializada y educación a 4.000 niños y sus familias cada día. Hoy, 1 de cada 5 niños tiene una necesidad especial de salud, en Nueva York esto equivale a 800.000 niños y va en crecimiento.

 

St. Mary's is taking advanced precautions to guard against Coronavirus.Learn more before visiting